Capítulo 32 de Niños a la deriva Por 50 euros se cura un cáncer y te regalan dos poemas

Capítulo 32 de Niños a la deriva

Por 50 euros se cura un cáncer y te regalan dos poemas

 

·          Tumor linfático

                  OXIGENO 30 CH

                  ARSENICUM IODATUM 200 CH

                  LACHESIS 200 CH

 

No te enfrentes, tú sola Atenea

a las tinieblas, desnuda, sin armas.

Para herirte los demonios de la noche

han inventado mil rostros diferentes,

te acechan y esperan el momento

de tu descanso para acorralarte,

buscan tu silencio cortante,

pero temen, y con razón, tu palabra.

 

No les gusta tu voz, y mucho menos

los poemas que se desprenden

de tus letras, de tus sueños, de tus ojos

porque saben que una lágrima tuya

puede llenar de luz la noche y obligarles

a retirarse a las tinieblas profunda del Averno

de donde no deberían haber salido.

 

Debes armarte para afrontar la noche,

no tener miedo de ella.

No te encierres, abre la ventana

y aspira la luz de las estrellas;

sus ondas electromagnéticas son

portadoras de millones de besos

que buscan con su dulzura

protegerte de la Hidra.

 

El reflejo acerado en la ventana abierta,

el libro presente en tu estante favorito

junto a tu cama de madera dulce,

la luz que se funde con la tinta vertida

delicadamente de tus dedos y del aliento

de la voz que surge de tu alma,

te arman para que la noche

deje de ser oscura, amenazante y angustiosa.

Tarea fácil para ti Atenea.

                                                        del “Manual de la Soledad”     

                                                                Leo P. Hermes

 

Se miró en el espejo. Su aspecto le pareció por primera vez horrible: Unos ojos muy abiertos y saltones, la cara exenta de musculatura que no permitía la sonrisa, la palidez era cadavérica y el miedo como único gesto, el pelo largo, negro y lacio cubría parte del rostro oscureciéndolo. Con cincuenta años, considerándose en posesión de una profesión envidiable -profesora de periodismo-, con una aversión militante hacia los hombres, pero sin interés por la reconstrucción del himen, no sabía lo que quería aunque quizá no quería ya nada.

 

No le atraían las dietas adelgazantes, ni la cirugía  para rellenar los huecos adyacentes a sus pómulos de estética silicona. No quería –legítimamente- ser explotada como un gusano de seda; odiaba la sucia medicina que controlaba a su vecina que iba a la consulta después de haber visitado al médico que concienzuda y hábilmente le sacaba la pasta.

 

No quería ser como la vecina que dudaba entre sentarse a esperar  o correr con el trapo de aquí para allá. En su costado izquierdo crecía desmesuradamente como su humor matinal, un amasijo de tejido endurecido, anclado a las vísceras abdominales. Debía tomar una decisión. No podía creer que el único pronóstico admisible fuera el del total desahucio. No estaba dispuesta a esperar el fatal final.

 

Recurrió a “otros médicos”. Precisamente a aquellos que ella misma había menospreciado porque una diosa como Atenea merecía ser atendida por los mejores oncólogos. Sólo su desesperación le obligó a doblar la rodilla y admitir que en los palacios de la Seguridad Social no es oro todo lo que reluce mientras que fuera de la esfera oficial existen otros universos y otras Universidades de la Miseria.

 

Otras mujeres más generosas con los hombres, capaces de amar y comprender el sufrimiento se conjuraron contra el tumor y ante la sorpresa de oncólogos, familiares y médicos diversos en quince días los análisis oficiales –que son los que oficialmente la dieron por curada- resultaron negativos en todos los campos en que se buscaban rastros –marcadores- cancerosos.

 

Desgraciadamente esa experiencia no le ha hecho reflexionar a esa  Atenea sobre el hecho de haber echado a patadas de casa a su única hija.

 

UNA MUJER INCOMODA (II)

 

Es apasionante imaginar

como avanzas unos pasos

y te detienes al ver a los periodistas;

durante un instante pareces

estar a punto de darte la vuelta

y comenzar a correr

en dirección a la salida.

Es una auténtica pesadilla.

 

Puedo imaginarte incluso

corriendo a refugiarte en tu isla

o dirigiéndote directamente

al puerto y montándote allí

en la barca de mayor velamen.

 

Cada vez te resulta más difícil

pasar desapercibida.

Tú la gran Maestra de la Palabra,

tú que les enseñaste a ser incisivos

en sus entrevistas; y, osados locutores

nunca sospechaste que algún día

serían tus verdugos.

 

Deja de sufrir por la muerte

de tu hermana adoptiva

demuestra tu inteligencia

anteponiendo a tu nombre

el placer con la dignidad

de una diosa como hizo

Atenea al nombrarse Palas.

 

No empuñes las armas con tus manos,

acto propio de hombres desalmados

usa la delicadeza de tus dedos

para el placer y los poemas,

escribe tus propios versos,

cuenta tus historias como Herodoto

 

En Grecia fuiste Palas Atenea,

en Roma Minerva,

eso estuvo bien, te dio satisfacción

rodearte de dioses y te pareció

obtener lo que ambicionaste.

Ahora es tiempo de amar

y ser amada;

también de perdonar.

                                           

                                                     Elisa R. Bach

 

Visitas: 271

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Contraperiodismo Mátrix para añadir comentarios!

Participar en Contraperiodismo Mátrix

Sobre

drmatrix creó esta red social en Ning.

Última actividad

Juan antonio dejó un comentario para Oliver
"bienvenido Oliver un abrazo"
Hace 23 segundos
Ícono del perfilNelo, Sebastián Lizarazo, Oliver y 5 personas más se han unido a Contraperiodismo Mátrix
Hace 58 segundos
Juan antonio dejó un comentario para Elisa M
"bienvenida Elisa un abrazo"
Hace 32 minutos
Juan antonio dejó un comentario para Elisa M
"bienvenida Elisa un abrazo"
Hace 32 minutos
Ray se ha unido al grupo de O
Hace 50 minutos
thomas ha publicado vídeos
Hace 2 horas
Momo dejó un comentario para Juan antonio
"Muchas gracias Juan Antonio!"
Hace 2 horas
Unknown ha comentado la entrada de blog ESPAÑOLES ILUSTRES de Diego
"Jajaja madre mia que miedorrr, salid corriendooo"
Hace 2 horas

Grupos

© 2020   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio