Sentencia del Tribunal Supremo Federal de Alemania sobre el virus del sarampión

por NOTICIASDEABAJO • 28 ENERO, 2017

Por Brendan D. Murphy, 24 de enero de 2017

Global Freedom Movement

 

 

Imagen: BBC.com

Imagen: BBC.com

[Nota: Actualización 29 de enero de 2017

Se dio tal sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Alemania en relación al caso Lanka contra Bardens, pero parece ser el que el juez no entró en los pormenores relacionados con que haya o no un virus del sarampión, sino que fue un defecto de forma el que inclinó la balanza a favor de Stefan Lanka, al menos eso es lo que se diceen algunos sitios web que también recogen la noticia. No hemos leído la sentencia (a fecha de hoy todavía no está disponible en la página web del Tribunal Superior de Justicia de Alemania), sino sólo recogido un artículo que hacía referencia a dicha sentencia y que nos pareció incluía varias declaraciones, entre ellas las del Prof.Andreas Podbielski, que parecían convincentes. Incluimos esta actualización como una aclaración, y serán los lectores, que de interesarles, busquen más detalles de esta noticia]

——————————————

Este artículo está protegido por los derechos de autor, cuya propiedad es del Movimiento de Libertad Global. Puede ser reeditado libremente en su totalidad, con la atribución apropiada, con todos los hipervínculos, nombre del autor y biografía. Esta declaración de derechos debe aparecer intacta.


¿Refutada la existencia del virus del sarampión?

Una de las noticias más sorprendente de los últimos años en el campo de la Medicina y de la Ciencia acaba de estallar en Alemania: quizás se haya refutado el que haya como tal un virus del sarampión.

En noviembre del 2011, el biólogo Stefan Lanka desafió a la comunidad científica para que ofreciese pruebas empíricas y definitivas sobre la existencia del virus del sarampión. Estaba tan seguro de que esa creencia, tan difundida y arraigada, no tenía fundamento que ofreció 100.000 dólares a quien pudiera ofrecer pruebas de laboratorio identificando al virus y estableciendo su diámetro.

El desafío fue enseguida considerado por David Bardens y la cuestión ha estado bullendo por el sistema jurídico alemán durante varios años para determinar si el demandante había logrado probar científicamente si hay tal virus, de acuerdo con las exigencias recogidas en el desafío del Lanka. Bardens presentó seis publicaciones [1] que afirmaban dar pruebas de que sí hay tal virus y poco después exigió el pago de la correspondiente recompensa, por medio de un abogado.

Lanka no accedió al pago, de modo que el caso fue llevado a los tribunales. El 10 de abril de 2014 comenzó el juicio oral del caso Lanka/Bardens en el tribunal del distrito de Ravensburg, comenzando una intrincada y complicada saga con multitud de de acusaciones y vericuetos, fallando dicho tribunal en contra de Lanka.

El 16 de febrero de 2016, el Oberlandesgericht Stuttgart (Tribunal Superior de Justicia de Stuttgart) reconsideró la primera sentencia y concluyó que Bardens no había cumplido formalmente con los criterios exigidos en el desafío de Lanka. Entonces Bardens llevó el caso al Tribunal Supremo Federal de Alemania en Karlsruhe a mediados de 2016, con la esperanza de ganar finalmente el caso y recibir el dinero que le correspondía.

Lanka contra Bardens: gana Lanka

Sin embargo, hace unos días (enero de 2017) el tribunal falló en torno a este asunto. El veredicto: Lanka no debía pagar la recompensa; la demanda de Bardens fue desestimada. ¿Había sido refutado el dogma médico ( o al menos desafiado)? De ser así, esto tendría unas enormes repercusiones.

El Tribunal Supremo Federal (BGH) confirmó la sentencia anterior del Tribunal Regional Superior de Stuttgart (OLG) del 16 de febrero de 2016. No sólo Lanka no tiene que hacer ningún pago, sino que también condenó a Bardens al pago de las costas judiciales.

El biólogo Stefan Lanka informó recientemente sobre esta saga legal del sarampión, informando que cinco expertos habían participado en el caso y que se habían presentado los resultados y los análisis de seis estudios clave aportados por Bardens que se utilizaron para defender sí hay tal cosa como un virus del sarampión. Entre los cinco expertos estaba el Prof. Andreas Podbielskique “ha comprobado sistemáticamente que ninguna de las seis publicaciones que se han presentado contiene pruebas científicas de que haya tal cosa como un presunto virus del sarampión” [1]. Podbielski trabaja en elInstituto de Microbiología MédicaVirología e Higiene de Rostock (Bardens todavía no ha obtenido el doctorado).

¿Podría ser que la idea misma del virus del sarampión no fuese más que otra falacia médica? Ya casi se pueden escuchar los fuertes latidos del corazón de la Gran Industria Farmacéutica.

¿La genética ha destruido tan acariciado mito?

Durante el juicio se presentaron los resultados de la investigación genética sobre el supuesto virus del sarampión:

Dos reconocidos laboratorios, incluyendo el Instituto más prestigioso del mundo, llegaron exactamente a los mismos resultados, de manera independiente. Los resultados demuestran que los autores de las seis publicaciones sobre el virus del sarampión estaban equivocados y, como resultado directo, los virólogos del sarampión se mantienen en dicho error: se han interpretado mal los constituyentes ordinarios de las células como parte de un sospechoso virus del sarampión.

Debido a este error, durante las décadas que se ha mantenido el consenso, se ha creado una construcción mental tal que a partir de los constituyentes de las células se ha formado un modelo del virus del sarampión. Hasta el día de hoy no se ha encontrado en ningún ser humano ni animal una estructura real que corresponda con ese modelo. Con los resultados de las pruebas genéticas, todas las tesis sobre el que haya un virus del sarampión han sido científicamente refutadas [2]”.

Se confirmó que los autores de las seis publicaciones sobre los virus del sarampión (y sus partidarios) no realizaron ningún estudio de control, y por lo tanto no cumplieron con los estándares científicos exigidos. El Dr. Podbielski lo confirmó de manera explícita. Este error, según Lanka, se convirtió en el fundamento de esa creencia de que los virus causan enfermedades. Como dice el Dr. Podbielski: “Han interpretado mal los componentes ordinarios de las células como partes de un sospechoso virus del sarampión [3]”. A lo sumo, sigue sin haberse probado la existencia del virus del sarampión, y en el peor de los casos, se habría refutado y demolido una falsa creencia científica y médica.

¿Qué sucede entonces con la programas de vacunación contra el sarampión?

En base a lo dicho anteriormente, es posible que usted se pregunté sobre la base científica de la vacunación contra el sarampión en estos momentos. Lanka no deja de hacer referencia a esta circunstancia:

Dado que esas seis publicaciones ni ninguna otra publicación demuestren (científicamente) que haya un virus del sarampión, la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio sobre el virus del sarampión, y los resultados de las pruebas genéticas, tiene sus consecuencias: el virus del sarampión, la capacidad de infección del virus del sarampión, y los beneficios y seguridad de la vacuna contra el sarampión, carecen de carácter científico y, por lo tanto, han quedado privados de sus fundamentos jurídicos [4]”.

Además, la Directora del Instituto Nacional de Referencia del Sarampión del Instituto Robert Koch (RKI), la Prof. Anette Mankertz, ha reconocido que el “el virus del sarampión” contiene realmente componentes celulares normales, tales como ribosomas, y dado que la vacuna contra el sarampión es una vacuna de “virus enteros”, por lo tanto contiene estructuras celulares estándar. Estas se inyectan directamente en la sangre del receptor, evitando todos los mecanismos naturales de las defensas corporales, se estaría introduciendo un avispero.

Esto explicaría por qué la vacunación contra el sarampión causa frecuentes y más graves alergias y reacciones autoinmunes que otros tipos de vacunación”, afirma Lanka [5].

El experto del Tribunal, el Pof. Podbielski, declaró en varias ocasiones durante los procedimientos judiciales que al admitir el Instituto Robert Kock que el “virus delsarampión” contiene ribosomas, la teoría del virus del sarampión había quedado invalidada.

Además, durante el juicio se puso también de manifiesto que el Instituto Robert Koch, la más destacada autoridad alemana en materia de enfermedades infecciosas, quebrantando su mandato legal [según el § 4 de la Ley de Protección frente a las Infecciones (IfSG)], no había realizado pruebas científicas de la existencia del virus del sarampión, al menos que las haya publicado. El RKI afirmó que había realizado los llamados estudios internos sobre el “virus del sarampión”, pero se niega a publicar o entregar los resultados [6]. Por lo tanto, la visión más lógica de la afirmación de la RKI es que todo es una historia con muy poca sustancia, lo cual es muy típico de aquellas autoridades médicas que han sido pilladas diciendo mentirijillas.

Esperemos a la próxima patada

¿Qué dirá la Industria Farmacéutica, los aliados médicos y los apologistas para negar todo esto? ¿O simplemente lo ignorarán y realizarán una nueva campaña de alarma social contra el sarampión para vender más lotes de vacunas contra el sarampión y luego que el mito se desvanezca en el silencio de la noche, reduciendo así sus pérdidas? ¿Tal vez veamos un equivalente mundial a la gripe porcina o la gripe aviar? O algo más aterrador en este sentido, algo que nos reconcoma de terror, el “sarampión del murciélago”. ¡Consiga el pinchazo antes de que sea mordido!

Éste será uno de los muchos fármacos de los que se hablará en los próximos meses.

No olvidemos que Trump acaba de nombrar a RFK Jr para dirigir una comisión de inocuidad de las vacunas e integridad científica, por lo que la cuestión de la eficacia y seguridad de muchos productos farmacéuticos estará en el candelero, y sin duda veremos nuevos acontecimientos en este sentido.

Del mismo modo que el Dr. William Thompson desencadenó una gran cantidad de denuncias (véase CDC Spider) después de haber confesado su participación en estudios fraudulentos por parte de los CDC que desacreditaban un vínculo entre vacunas y autismo ( creo que veremos nuevas aportaciones, confesiones y exposiciones en los próximos meses).

El Presidente Trump también nos va a aportar sorpresas en este sentido.

Manténgase atento.

Notas:

Los estudios fueron:

  1. Enders JF, Peebles TC. Propagation in tissue cultures of cytopathogenic agents from patien.... Proc Soc Exp Biol Med. 1954 Jun;86(2):277–286.
  2. Bech V, Magnus Pv. Studies on measles virus in monkey kidney tissue cultures. Acta Pathol Microbiol Scand. 1959; 42(1): 75–85
  3. Horikami SM, Moyer SA. Structure, Transcription, and Replication of Measles Virus. Curr Top Microbiol Immunol. 1995; 191: 35–50.
  4. Nakai M, Imagawa DT. Electron microscopy of measles virus replication. J Virol. 1969 Feb; 3(2): 187–97.
  5. Lund GA, Tyrell, DL, Bradley RD, Scraba DG. The molecular length of measles virus RNA and the structural organi.... J Gen Virol. 1984 Sep;65 (Pt 9):1535–42.
  6. Daikoku E, Morita C, Kohno T, Sano K. Analysis of Morphology and Infectivity of Measles Virus Particles. Bulletin of the Osaka Medical College. 2007; 53(2): 107–14. (Source:http://positivists.org/blog/archives/3881)

Otras fuentes adicionales han sido proporcionadas por un amigo, que amablemente ha realizado algunas traducciones del alemán.

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2017/01/28/sentencia-del-trib...

Visitas: 149

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Contraperiodismo Mátrix para añadir comentarios!

Participar en Contraperiodismo Mátrix

Comentario por Babanam kevalam8 el abril 2, 2017 a las 12:24pm

Stefan Lanka - Virus del sarampión no existe

parte 1

parte 2

parte 3

https://youtu.be/yFzVdcRxoQY

la ilaha illa allah

Purplestone

© 2017   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio