Los goles más recientes de Cristiano Ronaldo ante el Atlético de Madrid en la liga española son para quedar con la boca abierta unos nueve segundos. No más. Sólo nueve segundos. Pero el efecto que socialmente provoca el mediatizado delantero del Real Madrid es para quedar con la boca abierta unos cuantos segundos más.

Me encuentro clones de Cristiano en la calle, centros comerciales, cafeterías, en realidad, en cualquier lado. Chicos con el cabello engomado, parado, y cejas depiladas, como estila el portugués, portento del último estandarte de la moda, que como robots, muchos emulan.

Si en los ochenta fueron Madonna y Jon Bonjovi quienes marcaron las tendencias sobre las apariencias, dos décadas después, Ronaldo y otros artistillos encarnan ese deseo al que muchos aspiran para sentirse parte de su núcleo social.

Parece que los individuos ceden su personalidad a lo que elige la conciencia de masa sin cuestionárselo. Aquel espermatozoide que se impone por llegar primero y fecundar el óvulo (de acuerdo a los postulados de la ciencia oficial que maneja el concepto darwiniano de la supervivencia del más fuerte como explicación de la evolución de las especies), se olvida muy rápido de su enorme esfuerzo, una vez que le dio sentido a la misión del óvulo, y se echa en la hamaca para que la naturaleza haga el resto y la sociedad marque lo que debe ser.

Comienza la multiplicación celular, la formación de órganos, el corazón antes que el cerebro, hígado, pulmones y todos los demás, para que el huevecillo que crece en la matriz adquiera, cuando nazca, la etiqueta de individuo, cuya definición es aquello que no puede ser dividido.

Esos clones de Ronaldo, Madonna, Britney Spears, Marilyn Monroe, Elvis Presley, los Beatles y muchísimos más, que han sido proyectados como estandartes sociales desde el nacimiento de los medios masivos de comunicación, andan por la vida queriendo ser esas imágenes que aceptaron como lo correcto. Para los miembros de la sociedad es más fácil copiar a otro que desarrollar una personalidad, o de plano, la persona no acepta lo que es y simplemente la rechaza y sustituye.

Veo a un grupo de cuatro Ronalditos, todos con el mismo peinado y vestidos de forma similar. Todos con sus cejas delineadas como la estrella portuguesa. Qué mejor que no escucharlos porque seguro que hasta en sus conversaciones son igualitos. A mi memoria viene ese texto de primaria de Aldous Huxley, Un Mundo Feliz, que en 1932 era un libro de ciencia ficción muy adelantado a su época y que ahora luce como un escrito profético.

Me da la impresión que Huxley encriptó un mensaje en su odisea, en la que la sociedad alcanzó un alto grado de desarrollo y todos sus miembros, o casi todos, se comportaban del mismo modo. Los humanos de ese tiempo eran creados en serie y repetían los condicionamientos que el gobierno establecía para tener una sociedad perfecta.

Lo malo es que en el mundo real ni Ronaldo, Madonna, Marilyn Monroe, o cualquiera de los estereotipos sociales que han encumbrado los dueños de los medios de comunicación, son dignos siquiera de ser vistos como artistas de calidad o que sus mensajes y formas de actuar deban ser lo mejor en busca de una sociedad de excelencia.

Madonna fue encumbrada como la Princesa del Pop después de su éxito Material Girl a la mitad de la década de los 80. En esa canción, ella manda un mensaje que sólo hace caso a aquellos chicos que tienen dinero para complacerla porque ella es una chica material que vive en un mundo material. En el video oficial, la ahora cincuentona princesa, hace un homenaje (entre comillas) a Marilyn Monroe, el primer gran ícono sexual en la historia del cine.

Recuerdo que entre las jóvenes de los 80, parecerse a Madonna era lo aceptado y deseado, algo que ahora sucede con Lady Gaga. Pero, si en la apariencia perneó ese estilo ¿qué habrá pasado en el subconsciente de todos aquellos que repetían una y otra vez Material Girl en sus caseteras y cuando la escuchaban en las estaciones de radio? ¿Qué pasa ahora con todos aquellos que repiten una y otra vez las cantaletas de Lady Gaga en las que hace referencias a abusos sexuales o que nació como un monstruo?

La lista de las llamadas estrellas de la música que han sido íconos para la sociedad es muy amplia. Décadas y décadas de marcar estilos que los jóvenes en cada época aceptan sin cuestionar (los Beatles mandaron una década completa sobre como vestir y como debía hacerse música).

Lo de Ronaldo roza el ridículo cuando uno de sus festejos, tras anotar un gol ante el Málaga, proyectó a la fama al cantante brasileño Michel Teló, quien toda su vida fue un artista sin trascendencia pero que después de ese instante se transformó en una estrella mundial con su canción Ai Se Eu Te Pego, de la que Ronaldo copió la coreografía.

Sólo nueve segundos merecen de asombro los goles del portugués, pero más tiempo la reflexión sobre cómo su imagen es aceptada por millones de jóvenes, que por lo menos en imagen quieren ser como él… Tal vez ya vivamos en ese Mundo Feliz de Huxley y yo no me haya dado cuenta.

Visitas: 199

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Contraperiodismo Mátrix para añadir comentarios!

Participar en Contraperiodismo Mátrix

Sobre

drmatrix creó esta red social en Ning.

Última actividad

Alkagta ha comentado la foto de Pilar
Hace 45 minutos
Leandro Garcia ha comentado la entrada de blog ¿ritual en pantalla? de D
"Es muy certero tu post. Las ponen al comienzo para enviar una mala vibración y burlarse en la cara del Borregomátrix. "
Hace 6 horas
Pilar ha publicado una foto
Hace 9 horas
Alkagta y Pureza do Rio son ahora amigos
ayer
Pureza do Rio ha publicado un vídeo

NUNCA HAY QUE RENUNCIAR con JUAN MIGUEL FERNÁNDEZ

NUNCA HAY QUE RENUNCIAR con JUAN MIGUEL FERNÁNDEZ Breve charla informal previa a la conferencia programada Asociación de Estudios Espíritas de Madrid. Calle ...
ayer
D dejó un comentario para Shugo Orcaistegui
"bienvenido!"
ayer
infinitewarrior ha comentado la foto de Alkagta
Versión reducida

Que chingue a su madre el america.

"Por la gorra del dr matrix!!!!"
ayer
Alkagta ha publicado fotos
ayer

Grupos

© 2019   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio