MUERTE ESPERA MIENTRAS EL CÁNCER NOS DEVORAPublicado el 25 febrero, 2012 por nmurciaLes recomiendo encarecidamente la lectura del último pulitzer “El emperador de todos los males” de Siddhartha Mukh…

 MUERTE ESPERA MIENTRAS EL CÁNCER NOS DEVORA
Publicado el 25 febrero, 2012 por nmurcia
Les recomiendo encarecidamente la lectura del último pulitzer “El emperador de todos los males” de Siddhartha Mukherjee, una biografía científica y humana de esta enfermedad totem que representa mejor que ninguna la lucha de la medicina contra la enfermedad. El autor relata magnificamente como de ser poco menos que innombrable y mancilladora pasó a ser, gracias a depuradas técnicas de marketing social y lobbismo político, la enfermedad con más recursos dedicados a investigación de la historia de la medicina y la que con más eficacia ha movilizado la solidaridad ciudadana o los medios de comunicación.

Siempre ha sido una enfermedad prioritaria para la industria farmacéutica pero es en los últimos años, debido a la revolución biotecnológica, cuando este interés se ha visto acompañado de una explosión de nuevos medicamentos, algunos de ellos, como el imatinib para la leucemia mieloide crónica, con resultados realmente espectaculares.

Estos nuevos medicamentos antineoplásicos biotecnológicos son los principales causantes de la imparable escalada del gasto en farmacia hospitalaria que, según los últimos datos, puede ya haber superado el 10% de toda la inversión pública en sanidad, tras haberse doblado en la última década y ser, de manera destacada, el concepto más inflacionista de todas las partidas de gasto.

Esta semana el estupendo bit navarro publica un extenso y documentado artículo titulado “Medicamentos biotecnológicos y cáncer: no es oro todo lo que reluce“.

En el trabajo se denuncia como en la última década se está acelerando la aprobación de nuevos medicamentos anti-neoplásicos por las agencias reguladoras, basándose en estudios incompletos y variables intermedias débiles lo que supone, en la práctica, la introducción de unas moléculas escasamente testadas, escasamente útiles en términos de supervivencia total o beneficio relevante para el paciente, muy tóxicas y, por supuesto, enormemente costosas.

En este asunto se alían de manera perfecta los intereses económicos de las farmacéuticas, con la presión de los ciudadanos, la atención prioritaria de los medios de comunicación, siempre atentos a cualquier mínimo avance, y el interés de los oncólogos por ofrecer cualquier tratamiento que pueda suponer una mínima ventaja para el paciente con diagnóstico infausto (regla del rescate). A ninguna otra especialidad médica le rechinan más los argumentos acerca de la eficiencia de las terapias que a los oncólogos. Probablemente en ninguna otra área médica los enfermos aceptan someterse a terapias con tan poca evidencia de efectividad y seguridad, siempre en nombre de la “heroica lucha por la vida”.

No hay mejor metáfora que la “lucha contra el cáncer” para explicar la irracionalidad actual en los fines de la medicina. Una irracionalidad que nos está saliendo sumamente cara pero de la que es difícil hablar. Por eso hay que aplaudir el monográfico del boletín farmacoterapéutico navarro que concluye:

“Podríamos debatir sobre si un medicamento que prolonga la vida de un paciente durante uno o dos meses adicionales debe ser aprobado o financiado públicamente. Pero todavía es más desconcertante el comprobar que muchos medicamentos que no mejoran la supervivencia total reciben la aprobación de las agencias reguladoras y nos cuestan una auténtica fortuna a los sistemas públicos de salud y a los pacientes particulares…. Es cierto que el paciente oncológico es especial, que normalmente siente que su vida está amenazada y que existe una sensibilidad especial en nuestra sociedad hacia el mundo de la oncología. Sin embargo, no debemos perder el sentido común y el rigor científico… Quizás haya llegado el momento de exigir más rigor en la aprobación y utilización de los medicamentos oncológicos. Además, tarde o temprano, tendrá que abordarse la cuestión de hasta dónde podemos o queremos financiar, con cargo a fondos públicos, los medicamentos oncológicos que no aportan ventajas claras en términos de supervivencia, tal como sucede en otros sistemas como el NHS británico”

Hace unos meses en el NEJM aparecía un artículo, también valiente, firmado por dos oncólogos titulado “Bending the Cost Curve in Cancer Care” en el que los autores señalaban la importancia de que sus compañeros fueran capaces de modular sus decisiones en relación con el tratamiento de enfermos con cáncer considerando a la vez calidad, expectativas de vida y costes.

Sugerían cinco cambios en la toma de decisiones de los oncólogos: (1) limitar la utilización de las técnicas de imagen y marcadores oncológicos a aquellas situaciones en las que se hayan demostrado beneficios; (2) limitar los tratamientos combinados en los cánceres metastásicos sustituyéndolos por la monoterapia secuencial; (3) limitar la quimioterapia a pacientes con buenas perspectivas de éxito; (4) reemplazar el uso rutinario de factores estimulantes de colonias por la reducción de dosis de los tratamientos quimioterapéuticos en pacientes con cánceres metastásicos; (5) para pacientes que no hayan respondido a tres regímenes consecutivos, limitar posteriores intentos terapéuticos a ensayos clínicos

También demandaban cuatro cambios de actitud en sus compañeros: (1) los oncólogos deben reconocer que es necesario tener en cuenta el costo a la hora de decidir qué hacer; (2) oncólogos y pacientes deben modular sus expectativas de éxito de una manera más realista; (3) se deben integrar mejor los cuidados paliativos en los cuidados oncológicos; (4) se debe priorizar el análisis del costo beneficio de las terapias y aceptar algunas limitaciones en su uso

La metáfora del cáncer explica lo que pasa con esta medicina postmoderna tecnocientífica centrada en los medios y que ha olvidado sus fines.

La muerte nos espera a todos pero mientras el cáncer nos devora.

Abel Novoa

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
← CAMPAÑA DE MÉDICOS SIN FRONTERAS CONTRA NOVARTISLa detección del cáncer de colon →
2 respuestas a LA MUERTE ESPERA MIENTRAS EL CÁNCER NOS DEVORA
Pingback: SI EL GOBIERNO NO LO HACE, QUE LO HAGAN LOS PROFESIONALES | nogracias.eu
Pingback: Quimioterapia paliativa: un oxímoron | nogracias.eu

Visitas: 47

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Contraperiodismo Mátrix para añadir comentarios!

Participar en Contraperiodismo Mátrix

Sobre

drmatrix creó esta red social en Ning.

Última actividad

Entrada de blog publicada por Unknown
Hace 2 horas
Juan antonio ha publicado fotos
Hace 3 horas
Juan antonio ha comentado la foto de Juan antonio
Versión reducida

Virus yotubitis

"Que lección de vida que tú cuerpo perezca plano en la tierra que intentaste demostrar su planitud y que marquen con un rendondel rojo el lugar donde estoy ocurrió "
Hace 5 horas
Unknown ha publicado fotos
Hace 14 horas
thomas ha publicado un vídeo
Hace 15 horas
Leandro Garcia ha comentado la entrada de blog Cómo superar los choques (bajones) en la vida y entender porque forman parte de la naturaleza del universo de infinitewarrior
"Grandes tips que ayudan mucho. "
Hace 17 horas
Roswell1947 ha comentado la entrada de blog disidencia controlada y posiblemente creada desde el principio de Diego
"Los colores siempre los muestran; el amarillo, el morado o violeta, el rojo, el azul, el blanco, el verde, todos son colores de la magia oscura, como la vudú."
Hace 18 horas
Entrada de blog publicada por Diego

disidencia controlada y posiblemente creada desde el principio

bandera de gadsden, usada por 'libertarios', 'anarco-capitalistas' y demas que van contra la 'progresia'color amarillo del vaticano, serpiente, usada desde arriba en diferentes areas u organizacionescualquier posible bando esta controlado y muestra el signorosalerda, monigote controlado para lanzar mensajes :…Ver más
Hace 22 horas

Grupos

© 2020   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio