Chapuzas en las cloacas del Estado. La farsa del 23-F.Publicado: 28 febrero, 2014 en Sin categoría Etiquetas: 23-F, AOME, Armada, Calderón, Calvo Sotelo, Carrillo, CESID, CIA, Cortina, Diego Camacho,…

Chapuzas en las cloacas del Estado. La farsa del 23-F.
Publicado: 28 febrero, 2014 en Sin categoría 
Etiquetas: 23-F, AOME, Armada, Calderón, Calvo Sotelo, Carrillo, CESID, CIA, Cortina, Diego Camacho, Felipe González, Fraga, Golpe de Estado, Gutierrez Mellado, Juan Carlos I, Martínez Inglés, Milans, PCE, Perote, Rey, Saenz de Santamaría, Suárez, Tejero, Vaticano, Ynestrillas 1
23

El 23 de febrero de 1981, sucedió un hecho histórico en España, que ha repercutido en nuestras vidas, pero no de la manera que nos han contado, sino de una muy diferente. Treinta y tres años después del 23-F, vemos como programas que se preciaban como estandartes del periodigno, ridiculizan con experimentos desinformadores a sus fieles televidentes, cuanto más se espera de ellos. En los medios oficiales siempre nos han contado, que el rey salvó la democracia de nuestro país ese día, pero ¿fue realmente así?. Según diversas fuentes parece ser que no. En las múltiples versiones que hablan del 23-F, existen muchos vacíos y piezas que no encajan, versiones contradictorias y extraños sucesos. ¿Sabemos realmente quien planeó el golpe de estado?, ¿Qué papel desempeñó el rey?, ¿Qué funciones realizaban nuestros servicios secretos?, ¿Y la CIA?, ¿Que pinta el Vaticano?, ¿Cómo es posible que Tejero entre por sorpresa en el Congreso cuando estaba vigilado?, ¿Qué pasó entre Armada y Tejero allí dentro?, ¿Era real “la lista de los diecinueve” con un gobierno preparado?, ¿Fracasó realmente el golpe?.

rey-23f

Según Wikipedia, el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 en España, también conocido como 23-F, fue un intento fallido de golpe de Estado perpetrado fundamentalmente por algunos mandos militares, cuyo episodio más conocido fue el asalto al Congreso de los Diputados por un numeroso grupo de guardias civiles a cuyo mando se encontraba el Teniente Coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, durante la sesión de votación para la investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, de la UCD. La negativa del rey a apoyar el golpe permitió abortarlo a lo largo de la noche. El propio monarca se aseguró mediante gestiones personales y de sus colaboradores la fidelidad de los mandos militares. A la una y catorce minutos de la madrugada del día 24 de febrero, el rey intervino en televisión, vestido con uniforme de Capitán General de los Ejércitos para situarse contra los golpistas, defender la Constitución española, llamar al orden a las Fuerzas Armadas en su calidad de Comandante en Jefe y desautorizar a Milans del Bosch. A partir de ese momento el golpe se da por fracasado. Según Jesús Palacios en sus libros “23-F: el golpe del CESID” y “23-F: el rey y su secreto”, el Coronel Diego Camacho López-Escobar en su obra “23-F, Golpe de Estado en busca de autor”, el Coronel Amadeo Martínez Inglés en su libro “23-F. El golpe que nunca existió”, el Coronel Juan Alberto Perote en “23-F: ni Milans ni Tejero. El informe que se ocultó”, Patricia Sverlo en el capítulo 12 de su biografía no autorizada de Juan Carlos de Borbón “Un rey golpe a golpe” o Alfredo Grimaldos en el imprescindible “La CIA en España”,la versión oficial no tiene mucho que ver con lo que realmente sucedió. De estos libros y otros que se citarán, se pueden extraer diversos puntos comunes que vamos a ver en este post.

El Coronel Amadeo Martínez Inglés, en un recorte de Canarias Semanal
El Coronel Amadeo Martínez Inglés, en un recorte de Canarias Semanal
Antecedentes. Los militares.

Para situarnos un poco en el entorno, estaba gobernando Adolfo Suarez, de quien ya hablaremos otro día, y este tomo ciertas decisiones que molestaron a algunos. En lo referente al 23-F, en primer lugar, es importante recordar una reunión que tuvo con los altos mandos militares del estado en septiembre de 1976 para comentarles su políticas. En la reunión están el Vicepresidente para Asuntos de la Defensa, Fernando de Santiago y Díaz de Mendívil, el Ministro del Ejército Félix Álvarez Arenas, el Ministro de la Marina Gabriel Pita da Veiga, el Ministro del Aire Carlos Franco Iribarnegaray y el Jefe del Estado Mayor Central del Ejército Manuel Gutiérrrez Mellado. También los jefes de las nueve capitanías generales, más Canarias y Baleares; los Jefes de Estado Mayor, directores y presidentes de altos organismos e instituciones. En total, una treintena de generales y almirantes. Suárez en su discurso va describiendo las grandes líneas de su política, asentar la democracia y consolidar la Corona. Se trata de adaptar la España de Franco a los nuevos tiempos. Entre los militares existe la preocupación de legalizar ciertos partidos, en especial el Partido Comunista. Suárez responde ante dichas inquietudes: “Debéis rechazar cualquier recelo o duda al respecto. Tendremos partidos políticos que irán desde la derecha hasta la izquierda moderada. El techo está en la socialdemocracia y como mucho en el Partido Socialista. Desde luego que el Partido Comunista nunca será legalizado. Vosotros me conocéis bien. Yo también soy un hombre de lealtades. Sabéis de dónde vengo y éste es mi firme compromiso. Tenéis mi palabra de honor.” Los militares le felicitaron efusivamente. El Teniente General Gutiérrez Mellado le dió un fuerte abrazo. Y el Teniente General Mateo Prado Canillas, Capitán General de la VI Región Militar con cabecera en Burgos, dijo aquel famoso “¡Viva la madre que te parió!”.

Suárez Presidente
Suárez Presidente
Pués bien, en abril de 1977 Suárez, en una “decisión personal”, pero acordada previamente con el rey, legaliza el Partido Comunista. Gutiérrez Mellado, Martín Villa, Calvo-Sotelo entre otros, también tienen algo que ver en la toma de esta decisión. La sorpresa fue general para todos, especialmente entre las Fuerzas Armadas. Nadie advirtió a la cúpula militar de la medida política, que se enteran por la televisión. Esto hace que haya reuniones oficiales, no clandestinas, al más alto nivel militar donde se escuchan las palabras “engaño”, “traición” y “exigir al ejecutivo”, se pide la dimisión de los ministros militares, que salgan del gobierno, y se habla por primera vez de intervención militar. Todo el colectivo estaba de acuerdo en una rebelión general, como ejército ya no de Franco, sino del Rey, aceptando así las nuevas normas de la democracia y la reforma política aunque muchos lo hicieran solo por disciplina. Recordemos que durante el régimen, el comunismo fue siempre su enemigo a batir. Por otra parte el rey, en sus conversaciones con José Luis de Vilallonga, reconoce que antes que Suárez ya había tenido contactos con Carrillo para la legalización del PCE y le confiesa que se puede confiar en el Ejército si se juega limpio con él.

carrillo-usa-eeuu
Recorte de El País. Carrillo y González viajan a EEUU en noviembre de 1977
Toda la ira recayó en Suárez y Gutiérrez Mellado. El primero pasó a ser un tramposo sin crédito alguno, al segundo lo quitaron de teniente general y se quedó en señor Gutiérrez. Muchos generales le retiraron el saludo, ni siquiera se le ponían después al teléfono. El Vicepresidente se justificaría posteriormente asegurando que habló con los ministros militares. No fue cierto. Desoyó las recomendaciones que en ese sentido otros miembros del ejecutivo le hicieron. Pero la responsabilidad fue del Presidente. Varios familiares dejaron de hablarle. Suárez tocado y Gutierrez Mellado hundido, pero en su carrera militar, no en su consiguiente ascensión como político y en colocarse al frente de todo el aparato militar. Primero como Vicepresidente sustituyendo a Fernando de Santiago tras su dimisión por discrepar con el comportamiento de Suárez, y después aboliendo los ministerios de Ejército, Marina y Aire, agrupándolos a los tres dentro del ministerio de Defensa, del cual el era Ministro. Como curiosidad de este señor, el 14 de junio de 1975 fue nombrado Comandante General y delegado del gobierno de Ceuta, cargos que compatibilizaba con el de jefe de la delegación militar que negociaba el tratado legislativo con Estados Unidos firmado en enero de 1976. Para la historia de la transición, la fecha de la inscripción del PCE será recordada como el Sábado Santo rojo. La detención de Carrillo en las navidades de 1976 y la matanza de Atocha, como vimos en el post de Gladio, fueron dos hechos que iban a acelerar el proceso de legalización.

Gutierrez Mellado y Adolfo Suárez
Gutierrez Mellado y Adolfo Suárez
Comienzos de Tejero.

En agosto de 1978, el periódico “El Imparcial” le publica a Tejero en portada una larga carta dirigida al rey. El motivo es el asesinato de cuatro funcionarios perpetrado por comandos terroristas. En noviembre se desarticuló la Operación Galaxia, un intento de golpe de estado por el que su principal responsable, Antonio Tejero, fue condenado a siete meses de prisión. Su finalidad era detener los procesos de reforma política llevados a cabo por el gobierno de Adolfo Suárez. El plan consistía en la ocupación del palacio de La Moncloa, en el que el gobierno en pleno, que estaría celebrando el Consejo de Ministros, sería arrestado, para obligar al Rey a crear un gabinete de salvación nacional. Las tres personas encargadas de la operación eran el Teniente Coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, el Capitán de la Policía Armada Ricardo Sáenz de Ynestrillas y otro Coronel del Estado Mayor, cuyo nombre es desconocido. Ver más. Tejero e Ynestrillas, fueron juzgados y ambos manifestaron que la conversación en la Cafetería Galaxia era una discusión teórica sobre la posibilidad de dar un golpe de Estado. Fueron condenados a siete meses y un día, y seis meses y un día respectivamente y ninguno de ellos perdió su rango militar, incluso Ynestrillas fue posteriormente ascendido a Comandante.

Ynestrillas y Tejero
Ynestrillas y Tejero
Antecedentes. Los espías.

Lo que entonces no sabía Tejero es que el Jefe de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales del CESID el Comandante José Luis Cortina está siendo informado de cada paso, contacto, reunión, conversación y movimiento que realiza, por un Capitán del propio Tejero llamado Gómez Iglesias. Este está integrado desde octubre de 1978 en una unidad operativa de una de las secciones de la AOME (Agrupación Operativa de Misiones Especiales), la joya del CESID como Jefe Operativo, diseñada y dirigida por el propio Cortina. Ambos deciden seguir muy de cerca todos los pasos que del Teniente Coronel Tejero, sin modificar sus planes. Incluso se barajan la posibilidad, de utilizarlo llegado el caso. Puede ser un elemento útil, y para ello nada mejor que vigilarlo muy de cerca y tenerlo controlado. Desde entonces, Tejero será marcado de cerca. Por un lado, Iglesias en relación directa con él, por otro, numerosos agentes lo seguirán a todas partes, pincharán sus conversaciones y fotografiarán todos sus pasos.

Cortina y Calderon
Cortina y Calderón
En septiembre de 1979 el Jefe de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales del CESID el Comandante José Luis Cortina comienza a remover las ganas de intervención militar que tienen algunos de sus colegas y quiere saber quiénes están perpetrando algún tipo de acción. A esta investigación se le llamó la “Operación tenedor”, que se desarrollará hasta septiembre de 1980, con el Capitán de la guardia Civil Gil Sánchez Valiente y Cortina al cargo. La operación consta en instalar una red de antenas en una docena de restaurantes, conocidos en Madrid, para que le tengan informado al día de lo que hablan banqueros, altos cargos, militares e ilustres burgueses. La relación entre ambos la ha facilitado Javier Calderón, Secretario General del CESID. Calderón quien recordemos, fundó Alianza Popular con la ayuda económica de los padres de Aznar, Rato y Gallardón entre otros, quiere que su amigo de la infancia se encargue de crear un grupo de operaciones secretas con dependencia directa y exclusiva del Director General de la Guardia Civil. Los numerosos contactos con Cortina llegan a forjar una estrecha amistad. Ambos conocen bien el campo de la inteligencia y han sido número uno en sus respectivos cursos de boinas verdes, lo mismo que el Capitán Gómez Iglesias. Según el Capitán Gil Sánchez Valiente o el hombre del maletín, el objetivo era mantener “conversaciones preliminares con jefes y oficiales que estén planeando ya algún tipo de acción correctora”. Por ese tiempo, Adolfo Suárez y Gutiérrez Mellado giran visita a las instalaciones de la Plana Mayor de la AOME. El momento es fotografiado y la conversación grabada en cinta. Al hablar de la lucha contraterrorista, Suárez crecido, se inclina por aceptar la actuación selectiva de comandos mercenarios en el sur de Francia y eliminar a los dirigentes etarras en sus bases, conversación que sacó a la luz Isidoro para escusarse cuando le relacionaron con los crímenes del Caso GAL.

felipe-gonzalez-gal

Operación De Gaulle.

Por otra parte, el General Armada adquiere por momentos mayor protagonismo y atención en el CESID. Se postula para ser protagonista en esta historia. El entonces gobernador militar de Lérida tiene una excelente relación con los responsables del CESID y con la monarquía. Calderón y Cortina retoman la “Operación De Gaulle”. Se trata de un plan de intervención militar, como respuesta a un Supuesto Anticonstitucional Máximo o SAM, para reconducir la situación dentro de la legalidad. El estudio contempla que se puede ofrecer una salida constitucional, de acuerdo con la ley, posibilitando la formación de un gobierno de regeneración nacional. El citado gabinete estaría formado por miembros de la mayoría de las fuerzas políticas parlamentarias con un general a su cabeza. Tendría poderes excepcionales, sus integrantes actuarían independientemente de la disciplina de los partidos a los que pertenecieran y su mandato estaría vigente hasta el siguiente período electoral. Los padres de la Operación De Gaulle son los capitanes José Faura Martín y José María Peñaranda Algar, la bautizaron así en recuerdo de cuando el presidente Coty, presionado por los generales de Argelia, tuvo que llamar al mítico General Charles de Gaulle para que se hiciera cargo de un nuevo gobierno compuesto por representantes de todos los partidos en el momento que la IV República se venía abajo, ya que el pueblo estaba dividido en dos, los que querían Argelia libre y los que no la querían perder como provincia. Aquella operación francesa se hizo respetando el marco legal y la diseñada por estos capitanes también pretende que su aplicación, si es que fuera necesaria, se ejecute desde la legalidad.

de-gaulle
De Gaulle hacia la V República
Tras las elecciones de marzo de 1979, Suárez designó por vez primera como Ministro de Defensa a un civil. A las pocas semanas de tomar posesión, Sahagún visitó la sede del CESID, donde le informaron de las actividades del centro y, entre otras, de la Operación De Gaulle. Alarmado Sahagún, al creer que estaba ante el diseño de un golpe trazado por el servicio de inteligencia, ordenó la salida de los autores del estudio y el relevo del Director del centro. En junio de 1979, sin ruido ni escándalo. Así pensó que la cosa quedaba controlada. Posteriormente, el Capitán José Faura Martín ha llegado a ser Teniente General de cuatro estrellas y Jefe del Estado Mayor del Ejército, lo más alto de la cúpula militar y el Capitán José María Peñaranda y Algar, ha alcanzado el empleo de general de división y es el actual Director del Instituto de Historia y Cultura Militar. Ambos proceden del SECED de la época en la que el Servicio Central de Documentación estaba dirigido por el Coronel José Ignacio San Martín. Al fundar Carrero Blanco el CESID en 1977, tras la fusión del SECED y la segunda sección del Alto Estado Mayor, los dos capitanes pasaron a formar parte de la División de Interior del nuevo centro de inteligencia.

San Martín, condenado por el 23-F
San Martín, condenado por el 23-F. Click en la imagen para aumentar
Al contrario de lo que pensaba el ingenuo de Sahagún, la operación siguió su curso, solo faltaba quien iba a hacer de De Gaulle. El General Alfonso Armada Comyn es el escogido por sus características y talante moderado. Es monárquico por convicción y por raíz familiar. Su padre, Luis Armada y de los Ríos-Enríquez, y su suegro, Pedro Diez de Rivera y Figueroa, formaron parte del pelotón del rey Alfonso XIII. Su suegro fue secretario de Alfonso XIII muchos años y su padre fue profesor de don Juan. Alfonso Armada fue ahijado de bautismo de la reina María Cristina. Ha estado junto a don Juan Carlos durante veintitrés años. Primero como preceptor del príncipe, después como Secretario General de la Casa del Rey. En esa primavera de 1980 mantiene con el monarca una fluida relación de absoluta confianza, pudiendo entrar y salir de la Zarzuela libremente, sin necesidad de tener fijada audiencia previa. Su monarquismo militante no le impidió mantener una probada lealtad y fidelidad a Franco, lo que a los ojos de sus iguales en la milicia, que en su gran mayoría sienten una similar devoción franquista, lo hace completamente fiable. Está desarrollando una carrera militar muy brillante y, durante los años que ha estado junto al monarca, ha tenido la oportunidad de estrechar profundos lazos de amistad con muchos políticos de la UCD y del entorno de Fraga.

retrtrtr
General Alfonso Armada Comyn
Para convencer a Armada, los responsables del CESID hablan directamente con él. Se conocen y tratan con naturalidad. Y le envían mensajeros y amigos suyos de toda confianza. Civiles y militares a quienes ni siquiera es necesario convencer de la gravedad de la situación. Todos son conscientes de la misma. Aunque no todos sepan que pueden estar siendo inducidos. Por el despacho de Armada en Lérida, su casa de Madrid y el histórico pazo de Santa Cruz de Rivadulla peregrinan decenas de personas con máximas de que hay que hacer algo si se quiere poner remedio al caos imperante. Uno de los más asiduos visitantes es Antonio Cortina, hermano del Comandante José Luis Cortina, viejo amigo del General Armada desde la época en la que trabajaba en el Ayuntamiento de Madrid. Antonio es una cuña del CESID a través de la empresa Aseprosa, que dirige. Tanto es así, que casi todo el personal técnico en la compañía de seguridad son agentes de la casa. En su mayoría, de la Guardia Civil. Una facilidad añadida cuando se trata de hacer barridos, anular pinchazos, eliminar controles indeseados o dejar las antenas oportunas, según interese, en las sedes de partidos políticos, despachos de grandes empresarios y financieros. Sin forzar nada. Con toda limpieza. Aseprosa se encarga de la seguridad de Alianza Popular y de numerosos grupos empresariales y entidades financieras.

Emblema del CESID
Emblema del CESID
El CESID sin Director.

En Mayo de 1980, cesa el Director General del CESID, el General Mariñas y no es sustituido por ningún otro mando, dejando al servicio secreto sin dirección para que se queden al frente dos hombres de confianza de Gutierrez Mellado, que son Javier Calderón y José Luis Cortina, hasta después del Golpe de Estado, cuando es nombrado Emilio Alonso Manglano. Con Calderón al mando, Cortina es nombrado responsable de todo lo relacionado con el area de involución, quedando así completamente cortocircuitado este departamento, ya que toda la información obtenida debería pasar por sus manos. Cortina y Calderón se reunían para decidir que información pasar al Área de Involución del CESID, de esta manera, nunca les llegaría una información relevante.

Calderón y Cortina
Calderón y Cortina
Crecen los pensamientos golpistas en el ejército y la extrema derecha, y el gobierno se encamina hacia una profunda crisis cada vez más inaguantable. En mayo de 1980, a Felipe González no le interesa replicar al discurso de Suárez y anuncia una moción de censura, aunque sabe de antemano que su iniciativa no va a triunfar. Su objetivo es desgastar el suarismo. Que el presidente se hunda, deje de ser fiable para las familias centristas y caiga en el descrédito en las instituciones del Estado, círculos tácticos y a los ojos del monarca. Aunque con este último no hacía mucha falta, ya que las relaciones entre ambos se basaban en ese momento en el escepticismo, la desconfianza y el distanciamiento. Aquella química de identidad, sinergia de fusión, complicidad en la gestión y sintonía en un objetivo común, se ha desvanecido, recordemos que Suarez llegó a la presidencia de la mano del rey. Por este y otros motivos, Suárez presentaría más tarde su dimisión

Adolfo Suárez, un hombre del Rey, en 1977 presentó la solicitud de adhesión de España a la Comunidad Económica Europea
Adolfo Suárez, un hombre del rey, en 1977 presentó la solicitud de adhesión de España a la Comunidad Económica Europea
Antecedentes. Los americanos.

El verano de 1980 Suárez pierde el favor del rey. Para entender bien la dimisión de Suárez y el 23-F, es necesario conocer la importancia de la situación geoestratégica del momento y el futuro cambio de política de EEUU. España era un punto estratégico muy importante para los EEUU, ya que disfrutaba, como hemos visto otras veces, de las bases españolas desde 1953. La importancia de mantener sus bases en el sur de Europa era vital en los 80, entre otras cosas para colaborar con Israel. Por otra parte, la posible entrada de Reagan da un giro radical a la política exterior de los EEUU. La coexistencia entre americanos y soviéticos durante la administración Carter, iba a terminar para dejar paso a una política firme que defendiera los intereses norteamericanos allí donde se encontraran amenazados. En mayo del año 1980, llegan desde EEUU cables de que Suarez no va a seguir. Para los americanos, Suárez iba a ser un obstáculo importante con la inminente llegada de Reagan a la presidencia con sus nuevos objetivos estratégicos como el escudo antimisiles y políticas anticomunistas. Suárez se creyó podría cambiar el papel de España y comenzó a realizar acciones non gratas para los americanos. Fue por ejemplo a la Cumbre de Países no Alineados en Cuba, reuniéndose con Castro, también realizó declaraciones hablando bien de Gadaffi, dos de los supervillanos enemigos de EEUU. Suarez tampoco estaba por la labor de entrar en la OTAN, otro punto que molestaba, también le llamaron tercermundista por las ayudas a Guinea Ecuatorial.

Suárez y los hermanos Castro
Suárez y los hermanos Castro
Comenzaron las presiones desde Washington, el rey se pone nervioso, sabe que Suárez está vinculado desde un principio a su figura y su declive puede arrastrarle en su caída. Para evitarlo es necesario distanciarse cuanto antes del Presidente y provocar su caída, operación en la que todo el mundo está de acuerdo, comienzan en Madrid las acciones psicológicas realizadas sobre Suárez por los oficiales del CESID. Le hacen creer que por su culpa caerá el rey y por consiguiente la democracia, este fue otro motivo de Suárez para dimitir.

Suárez se queda solo
Suárez se queda solo
Operación Armada.

Durante ese verano, Sabino Fernández recibe en Zarzuela un informe reservado remitido por Armada para que se lo haga llegar al rey. En cuatro folios se desarrolla lo que posteriormente se conocerá como “Operación De Gaulle”, “Operación Armada”, “Gobierno de gestión”, “Gobierno de concentración” o “Gobierno de salvación nacional”. Según Armada, el estudio, bastante bien hecho, se debe a un famoso constitucionalista, cuyo nombre no revela, porque, en realidad, la mano maestra que está al final es la del CESID. Siempre detrás y tapado. Sabino le contesta que es muy interesante, le ha gustado mucho, piensa cambiar algunos detalles y presentárselo a su majestad como si fuera iniciativa suya. El escrito muestra un estado muy negativo de la situación con tintes catastróficos. Mientras Suárez continúe o se mantenga en el poder no habrá solución alguna para salir del caos y nada se podrá hacer. Por el contrario, el panorama empeorará y se degradará aún más. A continuación explica la razón por la que la moción de censura de mayo pasado del PSOE había fracasado, y como sirvió para desgastar más a Suárez y a UCD, creando en su propio seno enfrentamientos. El documento expone que es perfectamente constitucional, de acuerdo con el artículo 113 de la Carta Magna, cambiar de Presidente de Gobierno mediante la presentación de una nueva moción de censura que sería apoyada por el PSOE, varios sectores de UCD y Coalición Democrática. La UCD está bajo mínimos cociéndose en su propio enfrentamiento, y el Ejército, cada vez más crispado con Suárez y el estado de caos. El propósito es presentar una nueva moción de censura en la que no se propondrá como candidato a Felipe González, como estaba previsto, sino a una personalidad independiente que formará un gobierno de concentración y de unidad en el que participarán varios partidos. La personalidad independiente puede ser un catedrático, un historiador o bien un militar, un general de reconocido prestigio, bien aceptado por las Fuerzas Armadas y en una buena relación de confianza con el rey. Al llegar al rey dicho estudio contestó: “A mi dádmelo hecho”

Artículo 113 de la Constitución española de 1978
Artículo 113 de la Constitución española de 1978
Poco tiempo después se desecha la idea de la segunda moción de censura. Lo más adecuado será forzar la dimisión de Suárez mediante una presión desde todos los poderes fácticos. Interiormente, en la Casa no hay día en que Cortina, el más firme ejecutor del plan, no inflame el patriotismo y afán de servicio de los más de doscientos agentes que tiene en la AOME, ensalzando las privilegiadas virtudes por las que está tocado el General Alfonso Armada Comyn, el hombre escogido para solventar la gravísima crisis que atraviesa España. Sus discursos enfervorizan el alma de los espías, que, que muy motivados esperan el inicio de la operación. Exteriormente, organiza un staff reducido y selecto, entre quienes se encuentra su hermano Antonio; a lo largo de los próximos meses mantendrá numerosas reuniones, reservadas y secretas muchas de ellas, con altos responsables de los partidos parlamentarios UCD, PSOE, CD y PCE, con el mundo empresarial, financiero, eclesiástico y diplomático, a quienes convencerá para que apoyen la salida de un Gobierno de Salvación Nacional presidido por un general como la única o la mejor de las posibles; llegará a dejarse oír en la Zarzuela, donde su majestad lo trata con toda confianza reiterándole que hay que darle hecha la solución, recordemos que el rey y Cortina pertenecen a la XIV promoción de la Academia General Militar.

El rey y Armada 
El rey y Armada
Manipulación informativa.

Se llenarán columnas, editoriales y titulares, aun salvando los diferentes campos ideológicos de cada medio, utilizando conceptos como Operación De Gaulle”, “Operación Armada”, “Gobierno de gestión”, “Gobierno de concentración” o “Gobierno de salvación nacional”. Prestigiados columnistas, periodistas y escritores se alimentarán informativamente de fuentes militares manejadas desde el CESID. A veces conociendo su origen, otras de forma inadvertida. Así, en El Alcázar, Cortina utiliza el filtro de Gregorio Puente, Director Comercial, al que conoce desde el campamento del Frente de Juventudes. Producto de la campaña a favor de la solución Armada, se publica en agosto en El Heraldo Español un largo artículo con el título “Se busca un general”. El trabajo está bien aleccionado con las consignas Cortina-Cesid. Se busca un hombre y no un nombre. La actual etapa de la política española ha llegado a “una situación límite”. “Suárez está muerto biopolíticamente”, entre otras frases.

Portada de "El Alcázar"
Portada de “El Alcázar”
Miláns del Bosch pide audiencia con el Rey.

El General de División Jaime Milans del Bosch, Jefe de la División Acorazada Brunete, el arma más poderosa del Ejército español tiene una audiencia de más de una hora de duración. Milans transmite al Rey su enorme preocupación por el grave deterioro de la situación nacional. El Gobierno lleva a la quiebra a España. Arremete contra el peligro nacionalista, las autonomías y la debilidad de Suárez para contener la inflación y el paro. La falta de autoridad y la debilidad gubernamentales en asuntos como el terrorismo es pavorosa. El panorama que le presenta es deprimente, pero le asegura que el Ejército, y él en primer lugar, siempre estará dispuesto a las órdenes de su majestad para garantizar la unidad de España y la Corona. El Rey le dice en tono enérgico que él también está muy preocupado. Critica duramente al presidente Suárez, que ya no escucha a nadie, y se ha distanciado encerrándose en Moncloa sin querer presentar la dimisión.

El rey y Milans del Bosch
El rey y Milans del Bosch
El Rey visita el CESID.

Durante los primeros días de otoño, el rey visita la sede operativa del CESID. José Luis Cortina recoge a su majestad y se traslada con él en uno de los coches camuflados del servicio de inteligencia a París, nombre en clave de lasede de la Plana Mayor de la AOME. Cortina conoce a Don Juan Carlos desde los tiempos de la Academia de Zaragoza y tiene ganada su confianza y sus confidencias. Cortina convence al Rey para que se oculte y no sea reconocido en el control de entrada. Don Juan Carlos se agacha y mete la cabeza entre las piernas de uno de los guardias civiles con espíritu aventurero. A Cortina le parece gracioso y se ríe complice con los guardias por el retrovisor. Al fin y al cabo se encuentra en el núcleo del mundo secreto de los espías. Y él está allí de incógnito. Al salir del coche apremiado para no ser visto, gana precipitadamente la puerta, tropieza con el escalón de la entrada al estilo Botswana y está a punto de caerse. En los zapatos del rey, de finísima piel de Sebago, surgen manchas blancas de ácido, características de un fuerte sudor. En el interior, Cortina le explica la estructura y funcionamiento de la Casa. Y le pone en antecedentes del apremiante malestar militar con amenazas de Golpe de Estado. Habla de reuniones de generales, de coroneles juramentados, de otras iniciativas incontroladas del estilo Tejero, que hacen imprescindible la puesta en marcha de una operación que neutralice y reconduzca la situación. El término reconducir, que después circulará de forma habitual en los medios, es de su cosecha. Le dibuja un panorama deliberadamente exagerado muy grave, dejando en el ánimo del monarca una seria inquietud. Cortina reitera que el plan de acción del CESID es viable y ajustado a la Constitución. El comodín es el general Armada. Los partidos políticos lo han aceptado, aunque se corren riesgos que habrá que salvar sobre la marcha. Don Juan Carlos, consciente de que varios de sus antepasados han sido descabalgados y coronados en el último siglo y medio vía golpes y pronunciamientos, insiste en que le den resuelta la solución. Como es habitual, esta visita es grabada y fotografiada. Tras el fracaso del 23-F, todas las pruebas desaparecerán.

El tropezón es toda una tradición 
El tropezón en el escalón, toda una tradición… Click en la imagen para aumentar
Todos aceptan a Armada.

La dirección socialista aprueba que Enrique Múgica se entreviste con el General Armada a fin de calibrar su definitivo compromiso. En un principio, Felipe González había pensado ser él mismo el interlocutor pero posteriormente lo desechó. El 22 de octubre de 1980, Enrique Múgica almuerza en Lérida con Armada. El encuentro se hará en casa de Siurana, aunque ha fue José Luis Cortina, siempre al corriente de todo, quien se encargó de arreglar la entrevista. En la mesa se sientan Enrique Múgica, diputado por Guipúzcoa, secretario para las relaciones externas del PSOE y Vicepresidente de la Comisión de Defensa del Congreso y el número tres del partido. Joan Reventós, secretario de los socialistas catalanes, Antoni Siurana, alcalde socialista, y Alfonso Armada. La conversación gira sobre el grave momento político y la actitud del Ejército. Hablan de salvar la situación mediante la formación de un gobierno de concentración presidido por un general, tras desbancar a Suárez por medio de una moción de censura o logrando que su partido lo eche o que el rey consiga que dimita. El PSOE está bien dispuesto a ello y acepta que el elegido sea el General Armada. A Múgica, el contacto con Armada le costó unos años de travesía del desierto. Antes del juicio de Campamento estuvo entrenándose con un equipo de juristas para salir lo más airoso posible de su declaración como testigo. Por su parte, con el paso del tiempo, lo máximo que el General Armada ha llegado a reconocer es que los socialistas fueron a examinarlo. En diciembre tendrá también una reunión con Múgica en su histórico pazo de Santa Cruz de Rivadulla, donde el general Armada se mostrará seguro de la viabilidad de su propuesta de gobierno la noche del 23-F. A Sabino Fernández Campo le llegará a decir: “Los socialistas me votan”, con el fin de conseguir la aprobación de Zarzuela, para trasladarse al Congreso y proponerse como Presidente.

Visitas: 181

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Contraperiodismo Mátrix para añadir comentarios!

Participar en Contraperiodismo Mátrix

Sobre

drmatrix creó esta red social en Ning.

Última actividad

Unknown ha comentado la entrada de blog Da que pensar este comentario.... jojoj la mafia del misterio ?? de Unknown
"Falta increados ....  dice que el veganismo es esclavista xDDDD"
Hace 5 horas
Diego ha comentado la entrada de blog Da que pensar este comentario.... jojoj la mafia del misterio ?? de Unknown
"detectao!  XD"
Hace 5 horas
Unknown ha comentado la entrada de blog Da que pensar este comentario.... jojoj la mafia del misterio ?? de Unknown
"Tranquilo, todo llega: por sus actos los conocereis, Baal los cria y ellos se juntan XD"
Hace 9 horas
Juan antonio ha comentado la entrada de blog Da que pensar este comentario.... jojoj la mafia del misterio ?? de Unknown
"Difiero un poco con ese top 10 pondría en primer lugar a gangoso de V de gran refrito jajajajajaja"
Hace 9 horas
Entrada de blog publicada por Unknown
Hace 11 horas
thomas ha comentado la foto de Juan antonio
Versión reducida

Virus yotubitis

"esto es tipico de los terraplanistas"
ayer
thomas ha comentado el vídeo de thomas
ayer
thomas ha publicado vídeos
ayer

Grupos

© 2020   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio