¿Sabías que el perejil tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias que nos ayudan a combatir la acumulación de líquidos en el organismo? Asimismo, nos aporta incluso más hierro que las espinacas.

Fuente: https://mejorconsalud.com/8-cosas-buenas-te-ocurren-cuando-consumes...

El perejil es una de las hierbas más conocidas en todo el mundo, valorada por sus propiedades culinarias, medicinales y cosméticas.

Se estima que se cultiva desde hace más de dos mil años, originario del Líbano, el sur de Europa y Argelia. Pertenece a la familia Apiaceae y su nombre científico es Petroselinum crispum.

Durante siglos se ha utilizado para condimentar muchas preparaciones, dado que su particular sabor le confiere un toque muy especial a los platos.

Además, por su alta concentración de nutrientes esenciales y propiedades, ha servido como base para preparar muchos remedios naturales y prevenir enfermedades.

De hecho, por su riqueza en antioxidantes, aceites esenciales y diversas vitaminas y minerales, sirve para inhibir el daño oxidativo causado por los radicales libres, asociado con el desarrollo de muchas patologías crónicas.

Por si fuera poco, su contenido calórico es muy bajo y tiene activos naturales que promueven la pérdida de peso con más facilidad.

Dado que muchos aún no lo incluyen en su dieta, a continuación queremos compartir esas 8 bondades de consumirlo con regularidad.


1. Mejoras la digestión.
El perejil ha sido considerado como una planta digestiva, ya que sus compuestos naturales ayudan a optimizar el movimiento intestinal y reducen problemas como el estreñimiento.

Disminuye los espasmos intestinales y, por su aporte de fibra, mejora el proceso digestivo para conseguir una correcta eliminación de los desechos.

También actúa como un antiinflamatorio natural, por lo que es ideal para reducir el exceso de gases y la hinchazón abdominal.

2. Proteges los riñones.
El consumo regular de esta planta medicinal es uno de los mejores remedios naturales para promover la eliminación de los desechos retenidos en los riñones.

Sus propiedades diuréticas apoyan la función renal. Así, facilitan el proceso de limpieza de la sangre y la producción de orina.

Incluso, por su capacidad para regular los niveles de líquidos del cuerpo, disminuye la presión arterial en pacientes con hipertensión.

No obstante, muchos lo desaconsejan en casos de padecer piedras en los riñones e insuficiencia renal, ya que aporta una cantidad significativa de ácido oxálico.

3. Combates la inflamación.
Esta planta se ha valorado por su capacidad para controlar los procesos inflamatorios del cuerpo, sobre todo porque su efecto diurético facilita la eliminación de líquidos y toxinas.

Tanto la infusión como las semillas aumentan la producción de orina. Así, en cuestión de horas, disminuyen de forma notable la hinchazón en las piernas, el abdomen y otras partes susceptibles del cuerpo.

De hecho, su consumo habitual está recomendado para pacientes con trastornos inflamatorios como la artritis.

4. Previenes las infecciones.
Los aceites esenciales que contiene el perejil cuentan con poderosas sustancias antibióticas y antifúngicas que contribuyen a prevenir las infecciones por hongos, virus y bacterias.

Estos se utilizan en la elaboración de jabones, detergentes y otros productos de higiene por su capacidad para combatir los gérmenes y los malos olores.

Se recomienda para el tratamiento de infecciones cutáneas, además de quemaduras y otros problemas que afectan la piel.

Además, es un excelente tónico para las vías urinarias, ya que facilita la expulsión de las bacterias dañinas.

5. Combates el mal aliento.
Masticar unas cuantas hojas o semillas de perejil es una solución rápida para neutralizar los malos olores de la boca.

Sus agentes antibacterianos limpian las piezas dentales y evitan que los gérmenes se proliferen en las áreas de difícil acceso para el cepillo.

6. Proteges la salud visual.
Esta hierba es una gran fuente de beta-carotenos, los cuales se sintetizan en vitamina A para proteger la salud visual.

Este antioxidante protege la retina y la córnea, y disminuye el deterioro asociado con el proceso de envejecimiento.

A su vez, minimiza el riesgo de padecer afecciones visuales como las cataratas y la degeneración macular.

7. Purificas la sangre.
Como todas las hierbas verdes, el perejil contiene altos niveles de clorofila, una sustancia vegetal que alcaliniza el cuerpo, purifica la sangre y ayuda en la formación de nuevos glóbulos rojos.

Su ingesta evita que las plaquetas de la sangre se agreguen, por lo que disminuye de forma notable los riesgos de padecer afecciones cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

También aporta cantidades importantes de flavonoides, necesarios para evitar la acción negativa de los radicales libres y proteger el corazón.

8. Previenes la anemia.
El perejil contiene hasta el doble de cantidad de hierro que las espinacas y, por tal razón, es un excelente aliado para combatir y prevenir la anemia.

Este mineral esencial es un transportador de oxígeno en las células rojas de la sangre, lo cual es determinante para evitar esta enfermedad.

Una taza de perejil aporta hasta un 21% de la ingesta diaria recomendada de hierro.

¿Aún no lo añades en tu dieta? Procura adquirirlo la próxima vez que vayas al mercado y no dejes de beneficiarte con sus maravillosas propiedades.

Visitas: 35

Youtube Nuestro Canal

Steagnus Ha Vuelto

© 2017   Creado por drmatrix.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio